02/12/2013

Camino a la virtualización

La virtualización es una solución viable y asequible para nuestras pymes.

Existe una idea preconcebida sobre la virtualización que la vincula a las grandes empresas o a los grandes centros de datos. Aunque es cierto que las soluciones de virtualización se usan en un 100% de las compañías Fortune 100 y en más del 75% de las empresas incluidas en el ránking Fortune 500, la virtualización es una solución viable y asequible para nuestras pymes.

Ejemplos de plataformas de virtualización son Microsoft Hyper-V, Citrix XenServer y muy por encima de todos ellos VMware vSphere.

Proponemos unos sencillos pasos que nos darán confianza en el camino a la virtualización:

 

Paso 1 – Ejecutar máquinas virtuales:

Inicie máquinas virtuales ya configuradas para probar nuevos productos o para obtener acceso a entornos preconfigurados sin preocuparse de la complejidad o el problema de instalar nuevos sistemas operativos o nuevas aplicaciones en su equipo.

Como ejemplo, VMware Player es la forma más sencilla de ejecutar una máquina virtual (http://www.vmware.com/es/products/player/). Puede probar por ejemplo un Ubuntu 12.04 Desktop desde su equipo Windows sin tener que pasar por todo el proceso de instalación y configuración. Solo descargando una máquina virtual empaquetada y sin afectar a su sistema operativo actual: https://solutionexchange.vmware.com/store/products/ubuntu-12-04-desktop-image#.Un8-lfk2bhQ.

Paso 2 – Crear y utilizar máquinas virtuales:

Cree una máquina virtual en su equipo, desde su sistema operativo. En ella podrá probar otro sistema operativo diferente al suyo o la nueva versión del que tiene antes de arriesgarse a actualizar. Pruebe nuevas aplicaciones sin afectar a su sistema operativo. Se trata de una máquina aislada de la máquina física. Tan sólo tiene que asignar los recursos de procesador, memoria y disco duro teniendo en cuenta que la máquina física tenga suficientes para ejecutar ambos sistemas operativos. Puede evaluar, por ejemplo, VMware Workstation (http://www.vmware.com/es/products/workstation) que permite ejecutar aplicaciones en varios sistemas operativos al mismo tiempo y en el mismo equipo.

Paso 3 – Virtualización de un servidor:

Si tiene que renovar algún servidor físico de su empresa es el momento ideal de pensar en virtualizar. En lugar de instalar el sistema operativo sobre la máquina física, instale antes una capa de virtualización. Existen herramientas de conversión de físico a virtual que le permiten migrar su antiguo servidor al nuevo virtualizado. Con el sistema tradicional habría que volver a reinstalar todos los programas y traspasar los datos y bases de datos. Siempre faltaba algo y el tiempo de parada de la empresa durante la migración se prolongaba inútilmente. Con la conversión volvemos a trabajar en un par de horas sobre el servidor virtualizado como si nada hubiera pasado, pero sobre un hardware más moderno y capaz, sin haber tenido que reinstalar ni una sola aplicación. Como ejemplo los hipervisores VMware ESXi, que consiguen una consolidación de servidores con una concentración contrastada de hasta 8 a 10 servidores virtuales en una sola máquina física.

Paso 4 – Virtualización de alta disponibilidad:

Combine ahora dos o más hipervisores ESXi con un sistema de almacenamiento de datos compartido y obtendrá un entorno de alta disponibilidad. Ante el fallo de una máquina física, el entorno de virtualización reaccionará automáticamente reiniciando los equipos virtuales en otro hipervisor para minimizar el tiempo de parada de su negocio.

Los kits de vSphere Essentials (http://www.vmware.com/files/pdf/products/vsphere/VMware-vSphere-Essentials-Kits-DataSheet.pdf ) están dirigidos a las pymes y combinan la virtualización para un máximo de tres servidores físicos con la gestión centralizada mediante vCenter.

Paso 5 – Tolerancia a fallos:

Con las mismas características físicas que en una infraestructura de alta disponibilidad las ediciones Standard, Enterprise y Enterprise Plus de vSphere permiten no tan sólo la alta disponibilidad sino además la tolerancia a fallos en la que sencillamente no hay tiempo de caída (http://www.vmware.com/es/products/vsphere/compare.html). Nuestra prueba más simple es la de visionar un vídeo desde un servidor, desenchufar el cable de alimentación eléctrica y comprobar que el sistema salta en tiempo real a otra máquina física sin que apenas se perciba un corte en la reproducción del vídeo.

Una vez que adoptamos la virtualización en nuestra empresa vemos que otra de las tareas importantes dentro de nuestra infraestructura informática se simplifica: La copia de seguridad. Las copias de seguridad siempre ha sido una tarea menospreciada y se limitaba a hacer tan sólo copia de los datos y documentos. Realizar una copia de seguridad de todo el servidor era una tarea ardua que, incluso con programas de copia de seguridad que garantizaban la recuperación ante desastres, a la hora de la verdad siempre "fallaba" algo. Ahora disponemos de muchas más posibilidades.

En un entorno de virtualización podemos no solo copiar los datos, sino también las propias máquinas virtuales, con su sistema operativo, sus aplicaciones y sus datos. Podemos copiar y almacenar una o varias imágenes instantáneas de cada máquina virtual y restaurarlas de forma sencilla y eficiente.

En lo que a copia de seguridad, la virtualización le permite:

- Realizar una copia instantánea para poder volver atrás después de hacer una actualización del sistema o la instalación de una aplicación que ha salido mal.

- Crear copias periódicas de todas las máquinas virtuales a medios externos o remotos para poder restaurar en caso de desastre.

- Poder replicar íntegramente nuestra infraestructura de servidores a otro entorno de virtualización paralelo, local o remoto, que nos permitiría volver a disponer de todos nuestros servidores instantáneamente en caso de desastre.

Imagine poder restaurar exactamente al momento anterior a producirse algún desastre y seguir con su actividad sin preocupaciones.

Otra Opción, la nube

Estos pasos pretenden demostrar que cualquier PYME puede dar pasos seguros hacia la virtualización, pero si en lugar de invertir en infraestructura propia desea minimizar los costes empresariales, siempre puede delegar todas las preocupaciones técnicas en algún proveedor Cloud de confianza, como Infinitel Cloud (http://www.infinitelcloud.es/empresa/). En vez de instalar un entorno de virtualización en su negocio, puede contratar un servidor virtual hospedado en la nube. Estos servidores le ofrecen las características más avanzadas de virtualización: alta disponibilidad, imágenes instantáneas, copias de seguridad, etc. sin la inversión inicial en equipamiento propio.

Tanto si pretende virtualizar su empresa locamente como si prefiere optar por ubicar su infraestructura en la nube, Infinitel es una empresa local de Ibiza con vocación de servicio a las empresas, con técnicos certificados en virtualización VMware que gustosamente le asesorarán en la mejor solución de infraestructura y seguridad informática para su empresa.

Más en esta categoría: « La virtualización aterriza en Ibiza